5 ventajas de tener un entrenador personal

¿Quieres hacer deporte y te estás planteando la posibilidad de trabajar con un entrenador personal? O ¿quizás llevas mucho tiempo entrenando por tu cuenta y has llegado a un punto en el que no avanzas lo que deseas? Llega un momento en que para sacar un mayor rendimiento necesitamos la ayuda de un profesional que sepa guiarnos en el camino y que tenga la capacidad de aportarnos cierta disciplina en el entrenamiento. A veces una buena organización con sus correspondientes horarios y tipos de entrenamiento puede ser lo más importante para llegar a los objetivos de cada uno. En este post damos 5 ventas de tener un entrenador personal.

¿Por qué decidirse por entrenar con un entrenador personal?

  1. Constancia

El mayor problema al que se enfrenta una persona que empieza a practicar deporte es la falta de constancia. Es normal que empecemos con muchas ganas y muy motivados pero con el tiempo esa energía se acaba desvaneciendo y empezamos a hacer el entrenamiento cada vez con menos frecuencia y menos gana, has que terminamos por dejarlo. Cuando contamos con un entrenador personal es más complicado que suceda esto, pues hay alguien que no solo te está guiando en el método, sino que te motiva día a día y te acompaña, haciendo así que sea más difícil que abandones la rutina.

  1. Evitar lesiones

Cuando una persona hace sus ejercicios sola, es muy normal que algunas veces no haga alguno correctamente y que esto tenga la consecuencia de una lesión. Si el entrenador está con nosotros y ve que podemos hacernos daño en algún movimiento, nos corregirá sobre la marcha.

  1. Ejercicios personalizados y alimentación

El entrenador personal que elijas te entrevistará para ver cuáles son tus objetivos. Después creará un programa específico para cumplir con tus necesidades. También tendrá en cuenta tu estado de salud, tu estado físico inicial, tu ritmo de vida… y otros factores que serán determinantes a la hora de empezar con un tipo de entrenamiento. De igual manera tu entrenador personal te orientará sobre la alimentación que debes llevar para que puedas alcanzar tus metas más rápido, ya que la dieta que lleves es imprescindible a la hora de cumplir con tu objetivo.

  1. Conocer limitaciones y tener objetivos realistas

El entrenador personal es un profesional que sabrá desde el principio hasta donde puedes llegar. Es muy importante que tengas claras tus limitaciones para prevenir posibles lesiones y bajones emocionales en un futuro. Del mismo modo, te hará saber si puedes llegar más alto de lo que tú mismo crees. Te hará saber cuál es el máximo estado físico al que puedes aspirar y te ayudará a conseguirlo, eso sí, hay que ser pacientes y tener claro que lleva tiempo.

  1. Evolución

Al trabajar con un entrenador personal, contaremos con una persona que está viendo nuestros progresos día tras día. Esta es una de las mayores ventajas de tener un entrenador personal. Te controlará día tras día e irá viendo cómo vamos cambiando de nivel e irá variando los ejercicios y subiendo la intensidad según vea nuestra capacidad.

Bueno, ya sabes cuáles son las ventajas más evidentes de contar con un entrenador personal que te acompañe para cumplir tus objetivos. Básicamente se trata de contar con un especialista que nos aconsejará de la manera adecuada ¡como en todo! Si queremos conseguir algo, tenemos que contar con alguien que nos oriente de manera acertada, solo así lograremos llegar donde nos propongamos y no frustrarnos al ver que no estamos tomando el camino adecuado.